“Acciones en adelante”

Cómo la tecnología y la conectividad pueden ayudar a enfrentar la ...

Nos enfrentamos a la mayor crisis de salud pública que ha conocido la actual población occidental. La pandemia COVID-19 no solo va a tener efectos directos sobre la salud y la vida de miles de personas. Los tendrá también de otra naturaleza, culturales y sociales.

Es difícil evaluar las consecuencias que tendrá un trauma sociosanitario como el que se producirá en sociedades habituadas a la tranquilidad que proporciona el contar con un buen sistema de salud, pero sus efectos no serán inocuos en términos sociopolíticos. Los países que no acierten a la hora de contener la extensión rápida del virus y mitigar los efectos sobre la salud pública experimentarán, seguramente, inestabilidad política.

El coronavirus es el mayor reto para el mundo desde la Segunda Guerra Mundial, según las Naciones Unidas. Y las medidas para combatirlo traerán la peor recesión económica desde la Gran Depresión, anticipó el Fondo Monetario Internacional.

El recientemente normalizado trabajo a distancia hará que las empresas se replanteen la oficina como espacio productivo para pasar a un modelo de oficina concebida como un lugar para construir una cultura de equipo y desarrollar una profunda y práctica colaboración. 

El cierre de las universidades y los colegios ha hecho que millones de estudiantes universitarios hayan tenido que pasar a una formación online y ha obligado a que muchos padres se conviertan en profesores. Esta situación hará que el aprendizaje online se normalice totalmente y dé lugar a una mayor flexibilidad sobre cómo y cuándo las personas aprenden.

La forma de viajar también puede verse modificada. De esta manera, a medida que las personas empiecen a priorizar la limpieza y el saneamiento, la industria hotelera reafirmará su fuerza frente a otras alternativas como Airbnb. Las vacaciones ahora también empezarán a cambiar su tendencia hacia actividades al aire libre como la acampada o el esquí, que permiten descansar y disfrutar de las vacaciones sin tener demasiado contacto con otros viajeros.

A medida que los consumidores comiencen a priorizar entornos desinfectados, tanto empresas como usuarios pueden enfrentarse a una mayor confusión sobre las opciones relacionadas con los productos desechables, como los plásticos de un solo uso o como las bolsas de plástico. Por ejemplo, empresas como Starbucks retiraron los vasos reutilizables durante la pandemia.

Otro valor importante que será compartido por muchas culturas es reconocer a la familia como eje importante de la sociedad, ya que nos brinda soporte emocional y apoyo en tiempos difíciles. Las políticas de aislamiento social obligan a millones de personas en el mundo a permanecer en casa con sus familias, sus parejas y, en algunos casos, solos, pero manteniendo contacto por redes sociales con sus seres queridos. 

Según los antropólogos, uno de los ritos sociales más importantes en todas las culturas del mundo se relaciona con la forma en que las sociedades manejan el duelo y disponen de sus muertos. Hoy, en varios países, debido a las recomendaciones de las autoridades sanitarias, los cadáveres de las víctimas del coronavirus son incinerados y no les permiten a los familiares darles el último adiós. 

Solo situaciones traumáticas a nivel social pueden generar cambios aceptados por las personas, pese al dolor emocional que acarrean. El día de mañana también podrían producirse algunos cambios sobre la forma de disponer los cuerpos de los muertos y aumentar la demanda y aceptación de la incineración, además de replantearse ritos tradicionales de manejo del duelo al no poder acercarse al cuerpo del familiar. 

Y a la par que afrontamos serias amenazas, también hay datos para el optimismo. El esfuerzo que están haciendo las potencias científicas del mundo para conocer el virus y la forma de combatirlo no tiene parangón. Nunca se había compartido tanta información entre equipos de diferentes países. 

Probablemente no se había hecho antes un esfuerzo colectivo de tal extensión e intensidad a un tiempo. Esta es una buena noticia para la humanidad porque la solución a largo plazo solo puede venir del conocimiento. 

Estamos mejor que hace un siglo porque hoy sabemos más que entonces. Y para resolver el problema, deberemos aprender más aún. En el futuro nos esperan otras pandemias, quizás de nuevos virus o de superbacterias. Y otros desafíos nos aguardan, unos de orden sanitario y otros de diferente índole. No bastará con la ciencia y la tecnología para resolverlos, pero sin ciencia y tecnología no serán resolubles.

Referencias:
https://elpais.com/elpais/2020/03/22/opinion/1584851651_880173.html?ssm=TW_CC
https://comunideas.com/coronavirus-covid2019-cultura-comunicativa/
https://www.infobae.com/america/mundo/2020/03/27/cuando-y-como-va-a-terminar-la-pandemia-del-covid-19-los-escenarios-posibles/

Un comentario en ““Acciones en adelante”

  1. Sofía, esperaba ver tus propias ideas plasmadas en esta última publicación. Prácticamente todos los párrafos están copiados de algún sitio web. Esto es plagio. Después de haber hecho reflexiones pausadas sobre la pandemia me parece que tendrías elementos para re-pensar qué sigue, qué es lo que puede cambiar con respecto al conocimiento y la cultura, y qué hacer para mitigar los efectos nocivos que hemos revisado.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: